La Leyenda Continúa 2024

Desde los inicios de este Blog, decidí escribir un Post por cada concentración motera que asistiera. Siempre que planifico acudir a una concentración, busco por las redes información para ver lo que me voy a encontrar. Por lo general, está la web del evento en sí, fotografías, algún vídeo, pero poco más. No suelo encontrar consejos, ni mucho detalle. Y mi intención es hacer una guía, para quién no haya acudido nunca, no ande perdido, y vaya sabiendo lo que se va a encontrar. Y en consecuencia prepararse lo mejor posible.

Puerto de Somosierra, camino de Cantalejo.

La Leyenda Continúa, Concentración Invernal Internacional

Mi primer Post de concentraciones lo dediqué a la concentración de Pingüinos, en la que hacía una guía de «Cómo Sobrevivir a Pingüinos». A las concentraciones invernales, con temperaturas gélidas, hay que acudir preparado, si no quieres pasar un mal rato. Todo lo referente a la preparación y equipamiento se puede leer en el enlace anterior a Pingüinos. Allí hice una descripción detallada de como enfrentarse a una concentración de este tipo, sin morir en el intento.

En este Post, realmente lo que quiero exponer es; en que se diferencia la concentración de Pingüinos de La Leyenda. Siempre bajo mi punto de vista.

La Leyenda. Similitudes con Pingünos.

La Leyenda Continúa vs Pingüinos

Cuenta la leyenda 🤣, que en los comienzos solo había una concentración de este tipo en Castilla-León. Que pasó por distintos emplazamientos, por diferentes motivos. Un gran grupo de aficionados a la moto, crearon el moto club Turismoto y la concentración invernal Pingüinos.

Años después, sigue contando la leyenda 🤣que por diferencias entre los socios se separaron. Unos se quedaron en «Pingüinos» y otros montaron lo que conocemos ahora como «La Leyenda Continúa». ¿Quiénes son los buenos y quiénes los malos? . Que lo decida un Juez 😂. Se habla de temas políticos, intereses económicos etc. Como desconozco la realidad, no voy a comentar sobre esto en mi artículo. Tan solo doy opinión, sobre lo que a mí me parece cada una de ellas.

En cualquier caso, y como he comentado en otra ocasión; que sea un negocio para los organizadores, me trae sin cuidado. Dan la oportunidad de reunirte con la gente, en un entorno agradable, bien organizado y sin hacer un desembolso excesivo.

La Leyenda. Área de reunión y tiendas.

Pingüinos lo conozco desde hace ya tiempo, pero a La Leyenda nunca había ido. Había gente que me decía, «ve a La Leyenda, es más auténtica» y otras muchas cosas. Pues para poder opinar con conocimiento de causa, hay que ir. Y eso hice, asistí a la edición de 2024.

Por dar un titular antes de meterme en faena decir que;

Pingüinos puede parecer una «rave» frente a La leyenda

Amanecer en La Leyenda.

Sin ánimo de ofender a nadie, y ahora matizo. En las dos concentraciones predomina la gente de cierta edad, que peinamos canas. Pero La Leyenda pongamos que es más tranquila, menos chavalería. No se permiten cortes de encendido, ni macarradas por el estilo. Algo que me parece perfecto. Nunca entendí como a la gente le da por reventar su propia moto. Recuerdo mi primera vez en Pingüinos, que al lado de mi tienda había unos chavales con un altavoz gigante, y en vez de música, sonaban cortes de encendido a 200 w de potencia. «Qué disparate» , se ve que estoy muy mayor ya… 🤪🤪🤪.

Algo muy importante a resaltar, es que en La Leyenda se respeta el descanso en mayor o menor medida. En Pingüinos me acostaba sobre las 2 de la madrugada con música, y me despertaba sobre las 8 con más música. Y a eso me refería cuando decía «rave». Pingüinos no es una reunión motera exclusivamente, como yo considero que debería ser. La organización la abre a todo el que quiera ir desde Valladolid, que está al lado. Ponen líneas de autobus para que la gente joven asista a los conciertos. Y después de terminar los conciertos, en alguna carpa más pequeña con música, hasta más allá del amanecer.

Carpa La Leyenda. Fin de año motero.

Siempre he tenido claro, que estas concentraciones no son un camping. Si el de al lado tuyo quiere estar despierto toda la noche, te aguantas. Esto es así, y si no te gusta no vayas. Pero una cosa es una cosa, y otra es otra 🤪. En Pingüinos suelo acampar por la zona entre la entrada y el escenario. Y sobre las 7 de la mañana empieza la gente joven de Valladolid a desfilar, para salir camino a su casa. Gente que nada tiene que ver con el mundo de la moto. Muchos de ellos hasta arriba de todo, además de alcohol. Y a su paso de salida entre las tiendas, arramblando con todo lo que pillan de camino.

Porque la gente de la moto, se respeta. Nunca he oído robos, ni nada por el estilo. Aunque uno sea un «pieza» en su casa, allí la gente es siempre amiga. Pero cuando introduces «incitas» a ir a miles de personas para que hagan su fiesta particular en una concentración motera; la concentración motera pierde parte de su encanto.

Y ya de paso, hablar de asistentes. Este año La Leyenda ha declarado 12.486 inscritos, y Pingüinos 38.550. Esto debe ser como en las manifestaciones, el delegado del gobierno da un dato, la policía otro y los convocantes otra cifra diferente más 🤣🤣🤣. Las malas lenguas comentan que en Pingüinos si compras tu entrada de 4 días contabiliza como 4 inscritos. Pero vamos, si cuentas toda la chavalería que se acerca simplemente a pegarse la fiesta, esto sí que cifra. Y estos no acuden a la concentración motera. Acuden a pegarse la fiesta. Lo de las motos se la trae al pairo.

La Leyenda. Paseo central.

Siempre pensé que las cifras de asistencia que comunicaban, no cabían en el recinto de Pingüinos acampados, ni de lejos. Cierto es, que hay gente que va de Hotel, otros solo a pasar un día. La verdad es que es difícil calcular, pero «a ojo de buen cubero» yo diría que los recintos de una y otra concentración no se llevan demasiado. La campa de conciertos de Pingüinos, sí que me parece mucho mayor que la de La Leyenda, y Pingüinos tiene más infraestructura, bares, tiendas etc.

Pero por lo general son muy similares en cuanto a instalaciones. En La Leyenda me resulta muy agradable, estar pegado al pueblo de Cantalejo. Sales andando a tomar un café, comprar o lo que sea. Es un paseo. Y la concentración se desarrolla en las instalaciones polideportivas del municipio.

Un «piscolabis» para combatir el frío.

En la Leyenda se descansa más. Por lo general a partir de las 2 de la madrugada no sueles oír nada. Ya no hay conciertos, ni música. La organización se preocupa por llamar la atención al que moleste a deshora. Tan solo puedes oír charlas y hoguera, que es de lo que se trata.

La Leyenda es más de «Charlas y Hoguera»

Con este relato que voy detallando, en ningún caso quiero decir que una concentración sea mejor que otra. Son diferentes y parecidas a la vez. Considero que hay que ir a las dos. Cada una tiene su encanto. Las dos tienen sus campanadas de fin de año motero, desfile de antorchas, visitas a pueblos amigos, exhibiciones moteras, etc. Pingüinos además tiene su desfile de banderas, y algún detalle diferente más. Hay que tener en cuenta que son los mismos. O mejor dicho, eran los mismos.

La Leyenda. Carpa de desayunos.

Una cosa que no me gustó nada en La Leyenda, y que le quita eso que se llama «concentración de vieja escuela» (de lo que presumen). Es permitir montar «tinglaos» del tipo que hay también en Pingüinos. Me explico, al lado de nosotros teníamos un moto club, que montaron una carpa enorme con cocina, botelleros, altavoces…, y todo esto no es lo peor. Lo peor es que todo eso lo mantenía un grupo electrógeno enchufado casi todo el puñetero día. Con lo cual, en vez de oír el chisporroteo de la leña en la hoguera, oías el «puto generador». Hubo gente que se quejó, y la organización lógicamente no les dejaba utilizarlo a altas horas, pero el resto del día, casi preferías que subieran la música para no oírlo. La verdad que era un grupo de gente muy maja, pero una cosa no quita la otra.

Mucho Sidecar en la concentración. Lo que no se vea en estas concentraciones, «no existe».

Hablando de «vieja escuela», una concentración a la que tengo pendiente ir, es a la de Los Elefantes (Elefantentreffen) en Alemania. Por lo que tengo oído, en ésta no es posible ni acercarse, a no ser que vayas en moto. Allí no dejan pasar coches de apoyo a descargar suministros. O vas en moto, o vas en moto. Algo que la hace auténtica de verdad.

En contraposición a Elefantentreffen, podríamos tener otra de las grandes que se hacen en Castilla, «Motauros». Ésta no la conozco, pero sí que me han hablado de ella. Y por lo que me han contado es más festiva que las otras. Más festival y menos moto. No tengo un gran interés en acudir, pero no lo descarto. Como siempre digo, para poder opinar, hay que conocer. No nos fiemos de habladurías.

La Leyenda, zona de Glamping a la izquierda.

Volviendo a La Leyenda, tiene alguna curiosidad que la diferencia de Pingüinos. Ofrece lo que llaman Glamping. Si no quieres ir cargado con tu equipo de acampada, o no puedes por capacidad, una empresa ofrece dentro de la zona de acampada, alquiler de tiendas ya montadas y acondicionadas para dormir.

Hablando del terreno de acampada, en La Leyenda el pinar dónde se acampa es de arena no compactada, esto da problemas de acceso en muchas zonas. En Valladolid, es más duro, no hay ese problema.

Respecto al suministro de leña, pues lo de siempre, «nunca llueve a gusto de todos». No me faltó leña en todo el evento de La Leyenda, pero no estaba realmente bien repartida. Si te cogía lejos, transportar los pedazo de troncos de más de 50 kilos, no era tarea fácil. Aquí lo de siempre, hay gente que acumula, y la organización debería liberar esa leña. Lo que si aportaría a estas concentraciones, es que por parte de la organización, facilitaran un carro, carretilla, o similar. Para poder acercar a tu fuego leña, desde el acopio de descarga.

Acopio de leña en La Leyenda.

A esta concentración de La Leyenda acudí el jueves a medio día, y me sorprendió la cantidad de gente que ya había en el recinto. Otros años al acudir a Pingüinos en jueves, se estaba muy tranquilo, pero este año se ve que la gente se adelantó. Cuando lo normal es que la mayor parte de asistentes, comiencen a llegar a lo largo del mismo viernes.

En cuanto a las instalaciones de aseos, duchas, las de La Leyenda superan con creces a Pingüinos. Las dos tienen baños portátiles por todo el pinar. Pero La Leyenda tiene los baños de sus instalaciones deportivas donde están instalados. Hay baños en el campo de futbol, en la piscina cubierta, etc. Grandes, calentitos y bien acondicionados. En Pingüinos solo hay una pequeña construcción abierta y fría, dónde solo se duchan los más valientes.

Curiosidad de moto caravana en La Leyenda.

No voy a dar más detalles en este Post, en las web de las organizaciones hay mucha información de interés, programas, etc. Dejo aquí enlace a la web de  La Leyenda y a la de Pingüinos

Solo comentar que en esta edición no hizo mucho frío, la noche del jueves bajamos a los 5 grados bajo cero, pero la del viernes no llegó a helar. El sábado por la noche lo estropearon las lluvias y el domingo todo el mundo a casa.

Coincidiendo el mismo fin de semana, hay que decantarse por una o por otra. Aunque están cerca, puedes acudir a las dos.

Como resumen a todo esto, decir que últimamente (será la edad) soy más partidario de una concentración auténtica de motos. Solo motos y moteros, solo el ruido de la leña y las charlas con el de al lado. Para bailar están otros eventos.

Este próximo fin de semana acudiré a «la ardilla vuelve». Una pequeña pero prometedora concentración invernal, que se celebra desde hace pocos años en la provincia de Jaén. En próximo Post comentaré sobre ella.

Dejo enlaces de los artículos de este Blog dedicados a Pingüinos, dónde se explica mejor en qué consiste esto de «una concentración invernal»  Como Sobrevivir a PingüinosConcentración Pingüinos 2022

A continuación vídeo de YouTube de la aventura vivida en La Leyenda 2024

Y eso es todo amigos ¡¡¡  That,s all Folks ¡¡¡

Cualquier comentario o corrección a la publicación será Bienvenido ¡¡¡

Buenas rutas y

Nos vemos por el camino ¡¡¡

By pitika

Gracias a la organización del evento, sin su trabajo, (para mí desinteresado) no tendríamos la oportunidad de disfrutar de estas «Charlas y Hoguera».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.